4 claves para promover equipos resilientes

en entornos de impacto social

Cultivar la resiliencia en nuestros equipos de impacto es una labor diaria. Te traigo algunas ideas fáciles para que puedas incorporarlas en tu día a día.

La resiliencia en nuestros equipos se cultiva en el día a día.

Hace poco hablábamos sobre la importancia de la resiliencia como una habilidad individual y de equipo.

Hoy te traigo algunas ideas fáciles y rápidas para incorporar en tu día a día e ir / seguir fomentando un equipo resiliente.

Ideas para fomentar equipos resilientes

Estas ideas ideas ha sido sugeridas por los expertos en liderazgo de equipos Keith Ferrazzi, Mary-Clare Race, y Alex Vincent para promover la resiliencia en nuestros equipos. Son practicadas a nivel internacional en todo tipo de equipos y organizaciones de alto impacto.

1. Pausas de Sinceridad:

¿Tu equipo está dispuesto y capacitado a tener conversaciones abiertas, promoviendo criticas constructivas y felicitando cuando sea apropiado?

Cuando se siente el ambiente pesado, los líderes de equipos de alto desempeño crean “pausas de sinceridad” para alentar a los miembros que compartan sus pensamientos y emociones.

Para que estos espacios sean efectivos, es fundamental crear “seguridad psicológica”: que los empleados se sientan valorados, con confianza y cómodos compartiendo sus pensamientos.

2. Tomar la temperatura:

Al principio de cada reunión, preguntar a cada participante su nivel de energía del 1 al 5: 1 siendo el más bajo y 5 el más alto. Este simple y rápido ejercicio nos ayudará a saber si alguien requiere de nuestra atención o ayuda.

La gente puede guardarse cómo se sienten por semanas. Pero ahora, están dispuestos a compartirlo gracias a esta simple invitación a una resiliencia compartida.

3. Acepta el Reto:

Si quieres promover resiliencia en tu equipo, debes generar confianza. Inicia la conversación, pregunta a tu equipo sobre miedos o retos. Involúcrate en crear ambientes crear ambientes donde las personas se sientan seguras de compartir sus pensamientos y emociones. Estos actos de vulnerabilidad requieren de confianza entre el equipo.

4. La resiliencia no es infinita:

Comparemos la resiliencia a una batería. Podemos tirar de ella durante un tiempo. Pero llega un momento en el que se drenará y hay que recargarla.

“[La resiliencia] tiene que recargarse de forma regular. Los equipos que ponen medios para hacerlo encontrarán que están mejor equipados y, más importante, dispuestos a enfrentarse a cualquier reto.”

Los equipos tienen éxito o fracasan juntos. Y a través de nuestras propias acciones podemos potenciar o disminuir la resiliencia de nuestros compañeros.


Acción

Escoge una de las actividades mencionadas arriba y desarróllala esta misma semana con tu equipo.

Me encantaría escuchar cómo te va, así que puedes escribirme con tus impresiones.