5 ideas sencillas (y gratuitas) para promover el bienestar en nuestras organizaciones de impacto

Muchos queremos crear una cultura de bienestar en nuestros equipos. Pero no tenemos ni dinero ni tiempo. Aquí van 5 ideas sencillas y gratuitas.

Una cultura de bienestar no llega porque sí. Se trabaja.

No demos por hecho el bienestar en nuestros equipos y organizaciones de impacto. El promover una cultura de bienestar debe de ser intencional. En una publicación pasada, hablamos sobre los 3 elementos fundamentales para promoverla:

  • Liderar con la práctica

  • Co-crear el plan en equipo

  • Evitar los remedios rápidos

Hoy, quiero compartirte algunas ideas que han surgido en ONGs, empresas sociales y fundaciones y que les han ayudado a ir cultivando espacios seguros que contribuyen a la cultura y al desempeño de sus equipos.

5 ideas sencillas (y gratuitas) para promover una cultura de bienestar

1.Hablar sobre bienestar

Si queremos promover una cultura de bienestar, hay que hablar de bienestar.

El bienestar varía mucho de una a otra persona. Por eso, es importante hablar sobre ello para:

Cuanto más hablemos de bienestar en nuestra organización, y más visibilidad demos a las prácticas que queremos construir, menos ansiedad habrá entorno a ello.

Y hablar empieza por escuchar.

En la organización de líneas de prevención de suicidio, “Crisis Response Network”, la gerencia escucha a sus empleados a través del método de las 5 Fs.

Este proceso no sólo les ayuda a entender mejor cómo están sus empleados y qué necesitan, sino que también les permitió romper una barrera invisible que se había creado entre los puestos ejecutivos y el resto de empleados.

2. Respetar (o acortar) los horarios

Las largas jornadas de trabajo en las organizaciones de impacto social son un tema.

Sabiendo esto, la emprendedora social Nancy Lublin creó los “Martes de Toto”: una divertida manera de instar a sus empleados a que, al sonar la famosa canción de Toto Africa los martes a las 4pm, terminaran su jornada laboral y se fueran de la oficina. Esto trajo positivos resultados a nivel de ánimos en el equipo y desempeño.

Una amiga mía, directora de Azcend, detectó el peligroso agotamiento mental y emocional entre su equipo. A causa de la pandemia, habían multiplicado por 10 el número de personas a las que servían. Entendiendo que el bienestar es personal y que cada quien requiere diferentes cosas para lograrlo, decidió darles “Un Día de Bienestar” al mes. Era obligatorio y el empleado debía mandar la evidencia para mostrar que, efectivamente, lo había usado para cultivar su bienestar.

3. Empezar reuniones con un Check-in

Un check-in es, básicamente, interesarte por saber cómo está cada miembro de tu equipo.

Tomarnos unos minutos al inicio de las reuniones semanales para hacer un check-in con cada miembro del equipo, prestando atención, es una poderosa herramienta de bienestar. Beth Kanter, autora y experta en bienestar en organizaciones sin ánimo de lucro, explica que ha visto el positivo impacto de los “check-in”.

“En estos tiempos de disrupción y miedo, es más importante que nunca tener tiempo para una ronda de “check-in” para ver cómo está todo el mundo”.

Según Kanter, estos cortos momentos nos ayudan a mantenernos conectados como humanos y a forjar mejores relaciones, algo que necesitamos más que nunca. Además, permite nombrar cualquier posible foco de distracción, neutralizarlo y seguir adelante con la reunión.

4. Moverse en equipo

Dar paseos tiene un impacto directo en nuestro trabajo. No sólo nos beneficia física y mentalmente, también aumenta la creatividad, según demuestran los estudios.

United Way de South Dakota se lo tomó en serio. Desde hace 10 años, tiene una campana que suena en la oficina dos veces al día para que sus empleados se vayan a dar un paseo o se muevan.

La directora de captación de fondos en la organización Hazon, que además es maratonista, propuso “El Paseo de los Miércoles por la Tarde” al ver la cultura sedentaria de su organización. La iniciativa es fácil: todos los miércoles después de comer, ir a dar un paseo de 20 minutos (durante horas laborales, no como parte de su hora de almuerzo). Al principio eran 2 ó 3 personas. Pero ahora se ha convertido todo un movimiento entre sus colegas.

Estas iniciativas, además de ayudar a recordar la necesidad de movernos, rompe con el estigma de que “si no estás frente al ordenador, no eres un empleado responsable”.

5. Sesiones artísticas y juegos

Mi amiga de Azcend también me comentó sobre una sesión de pintura que hicieron un día. Cada quien desde su casa, con los materiales que tuviera, debía pintar un dibujo previamente escogido. Luego lo compartían. No se trataba de hacer bien el dibujo, sino de pasar un buen rato compartiendo entre colegas en un ambiente diferente al del día a día.

Cuando dirigía FCC Panamá y empezó la pandemia, surgió la idea de hacer una sesión recreativa al mes. Cada sesión le tocaba organizarla a un miembro del equipo. Podía ser lo que cada quien quisiera, con una única regla: no podía tener nada que ver con trabajo. Todo era online porque estábamos en pleno confinamiento, y sin fondos. Teníamos que ser ingeniosos.

El resultado fue genial.

Cada sesión era divertida, genuina y llena de cariño. Había quienes organizaron una “discoteca virtual”, pidiendo a cada quien que enviara con antelación la canción que quería compartir con el resto del equipo. Otra persona organizó una clase de zumba. Otra, hizo divertidas preguntas que debíamos contestar “sí/no” levantando algo rojo o verde. Alguien organizó un juego donde cada uno debía encontrar diferentes objetos en su casa antes que los demás.

Nos despejamos, conectamos a nivel humano y nos reímos, mucho.

-

Estas son algunas ideas de organizaciones cuyo objetivo es el impacto social, pero que han reconocido la importancia de, primero, crear impacto dentro de su equipo. Hay un sinfín de iniciativas que podemos hacer para promover una cultura de bienestar.

Tan solo tenemos que estar dispuestos a hacerlo, co-creando un plan con el equipo y poniendo el bienestar como una prioridad en nuestra organización.

-

Me encantaría conocer ideas o actividades que se hayan hecho en tu equipo u organización. Responde a este correo, escríbeme o comenta directamente en la publicación.

Acción

Te invito a reflexionar: de las actividades descritas en esta publicación, ¿cuál te gustaría hacer? ¿Hay alguna posibilidad de que pudieras hacerlo en tu equipo/organización? Si requieres del permiso de alguien más para llevarlo a cabo, ¿te animas a hablarlo con ella/él? Si no, ¿qué actividad hay que sí podrías iniciar tú?

A veces pensamos que el crear una cultura de bienestar está en manos de otros. Pero, en realidad, cada uno de nosotros, como miembros de un equipo, podemos hacer algo, aunque parezca pequeño, para empezar a caminar hacia ese bienestar que buscamos como organización.

De interés

101 Ideas de bajo costo para el bienestar en el trabajo: Si te has quedado con ganas de más ideas, ¡aquí tienes 101!

¿Cómo diseñar un programa de bienestar laboral de éxito?: “No hay nada más funcional que diseñar un programa de bienestar laboral que encaje con las necesidades de los empleados, sea cual sea el tamaño de tu organización.”

Cómo gestionar y mejorar el bienestar laboral en teletrabajo: Poder realizar una correcta promoción, gestión y mejora del bienestar laboral es fundamental para mantener la salud de los trabajadores y por lo tanto, de las organizaciones.

Frase